CaixaBank está realizando cursos de formación en comercio exterior para las empresas clientes que desean internacionalizarse. Se trata de las “Sesiones In-Company”, una formación especializada y adaptada a las necesidades de la empresa que imparte un especialista en Comercio Exterior, que puede desplazarse a las instalaciones de la empresa o bien puede ofrecer la formación por videoconferencia.

Con el objetivo de llegar a las 900 sesiones en 2017, durante el pasado año CaixaBank realizó formación a más de 500 empresas que lo solicitaron. En total, más de 1.000 horas en las que los tres temas más solicitados fueron: medios de cobro y pago (créditos documentarios de exportación e importación), divisas y avales internacionales. Todos ellos asuntos sobre los que CaixaBank puede ofrecer un asesoramiento privilegiado, pues ocupa la primera posición en el ranking español de créditos documentarios y de emisión de avales internacionales, con una cuota de mercado del 20,7% y del 32,4%, respectivamente según datos de SWIFT correspondientes a febrero de 2017.

La entidad proporciona diferentes niveles de sesiones, en función de los requerimientos de la empresa. Frecuentemente, esta formación cuenta con la participación del director de alguna de las 21 oficinas operativas o de representación con las que CaixaBank cuenta en el extranjero. A través de videoconferencia, este representante de la entidad explica las particularidades y oportunidades del mercado de aquel país, gracias a la experiencia adquirida con el trabajo realizado diariamente sobre el terreno.

CaixaBank trabaja en 127 países a través de sucursales operativas, oficinas de representación, corresponsalías y participaciones bancarias que, junto con los 80 gestores especializados que trabajan en las oficinas de España, ofrecen el mejor asesoramiento para las operaciones de las empresas en el extranjero. Actualmente, cuenta con oficinas de representación en París, Milán, Fráncfort, Pekín, Shanghái, Dubái, New Delhi, Estambul, Singapur, El Cairo, Santiago de Chile, Bogotá, Nueva York, Hong Kong, Johannesburgo, Sao Paulo y Lima. También dispone de oficinas operativas en Londres, Varsovia, Casablanca y Tánger.

El ejemplo de “Halcón Cerámicas” y “Noel Alimentaria” 

Muchas empresas ya se han beneficiado del acompañamiento de CaixaBank en su proceso de internacionalización, disfrutando de todos los productos y servicios necesarios, así como de la mejor estructura de financiación y cobertura de los riesgos inherentes a operar en mercados exteriores. 

El servicio gratuito de formación In-Company es una muestra más de los pilares que mueven la estrategia de la entidad, como son: cercanía y especialización, innovación, presencia en mercados exteriores y una completa oferta de productos y servicios. Aquellas empresas cliente interesadas en una sesión de formación tan solo deben solicitarlo al Especialista de Comercio Exterior de su oficina de CaixaBank o a su Especialista Virtual Export Online, indicando el tema en el que quieren profundizar. Este fue el caso de Halcón Cerámicas y de Noel Alimentaria.

Dedicación y excelencia  en la cerámica  

Con más de 50 años de actividad y localizada en el municipio castellonense de Alcora, Halcón Cerámicas se ha convertido en uno de los grupos líderes del mercado de la cerámica nacional e internacional.

“Somos un sector muy internacionalizado”, explica José María Forero, director financiero de la compañía. “Salvo en el momento de mayor consumo de cerámica en España –motivado por la expansión económica nacional–, en este sector siempre había predominado la exportación. Eso hizo que potenciar las ventas en el extranjero se convirtiera en la mejor forma de afrontar la posterior salida de la crisis”. Como tantas otras empresas (y muy especialmente las vinculadas a la industria inmobiliaria), Halcón Cerámicas tuvo que hacer frente a los estragos de la crisis. “En 2009 refinanciamos deuda, y tomamos como primera estrategia a la salida de la refinanciación el centrarnos en los grandes clientes, las grandes cuentas tanto del extranjero como de España. Luego adoptamos una estrategia de ventas potenciando la exportación en mercados en los que, ahora mismo, nos seguimos desarrollando”. 

Francia, Reino Unido, Portugal y España, en Europa Occidental; Polonia y Rumanía, en el Este; además de Marruecos y Argelia, en el Norte de África; Estados Unidos, los Países del Golfo e Israel, son actualmente sus principales mercados estratégicos.

Durante todo este proceso, el asesoramiento y conocimiento técnico de CaixaBank ha sido fundamental. “Como miembro del pool bancario, han jugado un papel muy activo. Por su propia filosofía, la entidad tiene muy interiorizado el tema de la exportación y está muy habituada a trabajar con todos los instrumentos necesarios para vender en el extranjero”, afirma Forero. “Además de colaborar muy intensamente en aspectos como las cartas de crédito, un responsable de la oficina principal de CaixaBank nos asesora ante cualquier duda que tengamos por la propia operativa de la venta o el cobro, y nos ayuda a la hora de hablar con los bancos de nuestros clientes”.

Según el director financiero de Halcón Cerámicas, “producto de esta buena relación, surgió la posibilidad de hacer una formación de toda el área comercial para el proceso de facturación, a efectos de la utilización de los instrumentos financieros propios del comercio exterior. CaixaBank nos dio formación presencial, a través de unas cuatro o cinco sesiones bastante dinámicas y activas, que han ayudado a que las personas que están implicadas en el tema de comercio exterior tengan mucho más claro, a la hora de enfrentarse a cualquier tipo de operación, cuáles son las mejores posibilidades”. 

La situación actual de Halcón Cerámicas no puede ser mejor: “En 2009, cuando refinanciamos, estábamos en 33 millones de facturación. Cerramos 2016 con una facturación de 112 millones, y este año esperamos alcanzar una cifra en torno a los 150 millones”. 

En términos netos de ventas, el Grupo factura entre un 75%-80% en el extranjero y puede presumir de un entorno de crecimiento muy elevado, “alrededor del 30% anual en los últimos 6-7 años”, cuenta Forero. En su horizonte, está la opción de fabricar en el extranjero: “Todavía no estamos en esa situación, pero estamos embarcados en un par de proyectos para fabricar fuera de España. Eso no quiere decir que dejemos de producir aquí, sino que son dos opciones complementarias, y fabricaríamos productos diferentes”. Actualmente, Halcón Cerámicas cuenta con cuatro centros productivos en la provincia, “entre Alcora, Onda y Castellón”.  

Tradición e innovación en el sector cárnico 

A principios de los años 2000, Noel Alimentaria detectó una revalorización del sector cárnico y la existencia de un mercado global. “En aquel momento, España se estaba convirtiendo en un mercado cada vez más atomizado a nivel de oferta. La conclusión fue muy clara: para seguir creciendo era necesario empezar a exportar. Esto implicó muchos cambios: definir planes muy concretos de inversión y acción, modificar la estructura organizativa, ampliar la capacidad productiva, estudiar los mercados, adaptar los productos a cada mercado, etc.”, relata Joan Piany, su director administrativo y financiero.

Desde la compañía valoran la internacionalización como una experiencia muy positiva, “entre otras cosas porque nos ha ayudado a acelerar la innovación, perfeccionar el modelo de negocio y crecer en ventas y estructura. Este proceso de mejora, que implica el cumplimento de estrictos controles de calidad y seguridad alimentaria, beneficia tanto al consumidor exterior como al nacional”, explica Piany. 

“Durante la fase de exportación, el acompañamiento de CaixaBank se basó en temas administrativos y de formación continuada en nuevas prácticas de cobro, disminución del riesgo crediticio y conocimiento de prácticas y costumbres de nuevos mercados. Gracias a la experiencia de CaixaBank, Noel adoptó nuevas metodologías de trabajo para esta nueva realidad”. En palabras de este directivo: “La entidad aportó su conocimiento y experiencia a través de personal especializado en comercio exterior, el cual transmitió al personal de Noel los puntos fuertes y débiles de cada práctica y producto. La formación In-Company permitió dar más confianza al personal de Noel, que se especializó en el área de Credit Management y control de mecanismos de exportación”.

Actualmente la compañía exporta el 51% de su producción –el 46% de las ventas internacionales son de chorizo y el 40% de jamón curado– a 55 países, y está consolidada tanto en mercados maduros, como Gran Bretaña, Francia o Alemania, como en otros más lejanos, como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Perú, Colombia, México, Australia o Japón.

Su relación con CaixaBank sigue siendo plenamente activa: “Trabajamos conjuntamente dando salida a las diferentes problemáticas que nos vamos encontrando. Noel ha ido evolucionando desde la exportación a la internacionalización, y la relación con CaixaBank ha seguido el mismo proceso, se ha ido consolidando y fortaleciendo. Consideramos que va a ser un acompañante importante en nuestro viaje internacional”, afirma Joan Piany. 

Al igual que Halcón Cerámicas, las perspectivas de crecimiento de Noel Alimentaria son más que positivas. “Nuestro compromiso de adaptarnos a las nuevas tendencias y necesidades del consumidor nos permite no tener techo. Por ejemplo, los embutidos sin carne o los alimentos funcionales, a un consumidor cada vez más interesado en su dieta y su salud nos permiten seguir evolucionando nuestro portfolio de productos, y, con ello, crecer en ventas y estructura”. La puesta en marcha en 2016 de una nueva planta para embutidos picados curados de 18.000m2, con una inversión de 42 millones de euros en los últimos tres años, es una prueba de esa apuesta.

Noel mezcla tradición con innovación; de hecho, el esfuerzo en el área I+D durante el último ejercicio les ha permitido sacar productos completamente transgresores: “Una de las principales novedades ha sido el lanzamiento de la nueva gama ‘Veggie’, una selección de productos sin carne en los que se ha usado la clara de huevo como base proteica, consiguiendo unas propiedades organolépticas muy parecidas a las del embutido tradicional”, explica Piany. “También innovamos en el packaging, con un nuevo envase con tecnología de cierre E-close –que permite abrir y cerrar reiteradamente los envases, alargando la vida del producto fresco sin que se vea afectada su calidad–; así como el compromiso de elaboración de productos cada vez más saludables –como el Jamón Serrano All Natural–, sin que esto repercuta en el sabor y su calidad”.


 

Opinión de expertos / Sesiones In-Company de CaixaBank.

Publicado en Executive Excellence nº138 abril 2017

Sobre la revista

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista mensual cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo, tanto personal como de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Es la revista de referencia del liderazgo, la gestión y la toma de decisiones... Leer más.

Qué está pasando en Twitter